Seguidores

lunes, mayo 08, 2017

Al principio no suele ser amable





El hombre contemporáneo teme, sobre todas las cosas, quedarse a solas
consigo mismo. Ese es el motivo por el que siempre busca actividades para
mantener su mente distraída.

Si estás planchando te pondrás la radio para oír qué te cuentan y evitar de
ese modo escuchar lo tú quieres decirte, pero no te atreves a escuchar.

Si estás tumbado en el sofá de tu salón, encenderás la televisión y, aunque
todas las cadenas emitan programas basura, mantendrás sujeto el mando a
distancia con la misma ansiedad con la que tu consciente rechaza contactar
con tu interior, con tu abismo.

Si viajas sentado en el tranvía, entre una multitud de viajeros que te incomodan
-como tú les incomodas a ellos-, sacarás el móvil y recorrerás infinitud de redes
sociales, que en realidad son vertederos de soledades. Si levantas la vista del
móvil y echas un vistazo fugaz a tu alrededor te verás reflejado en muchos viajeros
que, a modo de avestruces tecnológicas, esconden sus cabezas en la pequeña
pantalla de su smartphone.


Pero si una vez detectado el problema decides ir eliminando esas distracciones 
paulatinamente (en el caso de que tengas la suficiente sabiduría y energía para 
dar ese paso), te prevengo del momento en el que definitivamente acabes 
conversando con tu interior. Entenderás por qué lo evitaste anteriormente 
con tantos artificios. Al principio no suele ser amable contigo.






2 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

"vertederos de soledades", me ha gustado esa frase, me ha gustado tu post, amigo mimarzgz.
Es mucho más profundo de lo que parece, es toda una conferencia sobre las nuevas formas de convivencia y el miedo a nuestro mundo interno.
Feliz tarde

mimarzgz dijo...

Muchas gracias, Enrique, por tu comentario. Has resumido perfectamente lo que quería decir. A veces las cosas son lo contrario de lo que parecen y eso es lo que creo que ocurre con las redes sociales. Un abrazo,